Uno de los quebraderos de cabeza más frecuentes por los usuarios de WordPress son las traducciones web en diferentes idiomas. Hemos probado un puñado. De momento nos quedamos con WPML.