No es raro que cuando viene alguien en el despacho y nos ve el Whatsapp en el ordenador nos pida de donde puede sacar la aplicación. Esto es muy sencillo: se puede conseguir en 30 segundos y sin tener que bajarse nada.