A menudo asumimos que tener competencia nos perjudica. No es así. Tener competencia es un indicador de que tu sector tiene demanda y de que tus oportunidades de negocio son válidas. Hay que aprender a identificarla y sacarle partido.

Competencia directa y competencia indirecta. ¿Cómo las diferencio?

Competencia directa es con quien compartes el público objetivo. Son empresas que satisfacen las mismas necesidades o deseos que los productos o servicios que ofreces.

La competencia indirecta, en cambio, comprende todas aquellas empresas que tratan todo lo que puede sustituir a tu marca, producto o servicio en un momento determinado.

Pepsi sería competidora directa de Coca-Cola, Trina sería indirecta. Las tres dedican su actividad a vender refrescos y son reconocidas a escala global, pero Pepsi y Coca-Cola comparten casi todas sus características: ambas llevan gas, el sabor es muy similar y el color y el aroma son prácticamente idénticos.

Beneficios de realizar análisis de competencia periódicamente

Analizar tu competencia facilita la creación y la implementación de estrategias que te permiten posicionarte por encima de tus competidores. Identifica la situación de tu competencia, sus fortalezas y debilidades para detectar oportunidades en el sector.

Hacer un ejercicio analítico de forma periódica aporta valor a tu estrategia de marketing:

  • Estás al día de las novedades de tu mercado y puedes valorar si tu producto o servicio cumple con tus expectativas y las de tu público.
  • Te ayuda a definir y perfeccionar tu Unique Selling Proposition (USP). Es decir, cuál es el problema que tu producto o servicio resuelve en el mercado que hace que tu marca destaque.
  • Te permite descubrir segmentos del mercado que los competidores no cubren.
  • Te abre las puertas a encontrar soluciones para los usuarios que tu competencia no cubre.

¿Qué hago de la información extraída?

Tu competencia demuestra que hay demanda, por tanto, corrobora las oportunidades en tu sector. Observar atentamente y analizar estrategias de otras empresas puede evitar que caigas en los mismos errores, al igual que puede darte pistas sobre estrategias que sí funcionan.

Aprende de tu competencia. Pero recuerda que aunque hablemos de competidores directos, cada marca es única: las estrategias de tu empresa deben estar alineadas con la identidad de tu negocio y el storytelling.

Pasos para elaborar un análisis con cara y ojos

  1. Identifica a tu competencia. Saber su posicionamiento te permite tener una visión del volumen de tráfico que generan, su visibilidad y su importancia dentro del sector. Investiga los backlinks y palabras clave que utilizan, te interesa entender su estrategia SEO.
  2. Investiga hasta el final. Visita las distintas páginas web, navega y extrae toda la información que tengas a tu alcance: ¿Cómo monetizan su producto o servicio? ¿Qué promociones hacen y cómo las gestionan? ¿Cuál es su storytelling?
  3. Haz un recorrido por sus redes sociales. Es importante saber en cuáles están presentes, qué proyectan y cómo fomentan la interacción. También te será útil investigar reseñas y comentarios por parte de los usuarios.
  4. Detecta las virtudes y los puntos débiles. Es tan recomendable que generes un FODA a la hora de arrancar tu negocio online, como que los generes sobre tu competencia. De esta manera, puedes ordenar todas las características y hacer un balance.
  5. Establece contacto con la marca: Haz pruebas con sus formularios, solicita presupuestos o incluso compra. Hacer el papel de consumidor puede ayudarte a entender su funcionamiento (envíos, calidad, etc.)

El peso del SEO

Si tu sitio web aparece en las primeras posiciones de Google, eres visible y tienes un alcance que muchos otros no tienen. La estrategia SEO de tus competidores te interesa: si tu dominio tiene mayor fuerza, podrás mejorar tu posicionamiento utilizando las mismas palabras que ellos, pero si te encuentras por debajo, tendrás que pensar en alternativas que tu competencia no utiliza. En este artículo te explicamos los tres pilares de Google para mejorar tu estrategia SEO y en el artículo sobre link building, te damos algunas pautas para hacerlo a través de enlaces a dominios externos.

En ocasiones resulta complicado escoger los recursos adecuados para llevar a cabo este análisis y, sobre todo, saber qué hacer con esta información una vez la tenemos en el cajón. Nosotros sabemos que vale la pena dedicar un tiempo y unos esfuerzos en realizar la actividad de estudiar a los competidores, por eso nos gustaría ayudarte. Si quieres hacer realidad el crecimiento de tu empresa con una mejora exponencial de tu estrategia, contacta con nosotros.