Seleccionar página

Hoy es el Día Mundial de la Usabilidad. La usabilidad es la disciplina que todavía los temas de la experiencia del usuario en el uso de la tecnología y las herramientas.

Dentro de la usabilidad, es necesario contemplar un aspecto muy importante para hacer que las tecnologías sean universales, que es la accesibilidad.

Como nuestro mundo, en DeMomentSomTres, es algo digital, nos preocupa mucho la accesibilidad web.

Accesibilidad web para todo el mundo

La experiencia de cada usuario ante una web o una app se ve influida por muchos elementos:

  • los dispositivos que usa,
  • sus conocimientos y experiencias y
  • sus características físicas y psíquicas.

Porque, aunque a priori pueda parecer imposible, los discapacitados visuales pueden navegar por la web.

Ahora bien es necesario que en la construcción y en la gestión de los contenidos, se tengan presente una serie de requerimientos básicos para que este colectivo pueda tener una experiencia adecuada de la web.

Pero, atención, la accesibilidad no se restringe a las personas con ceguera, hay muchísimos más colectivos que tienen problemas para utilizar la web:

  • ¿Qué haces si la web da señales sonoras que no puedes oírlos?
  • ¿Qué haces si la aplicación te marca las cosas con destellos y tu tienes problemas de fotosensibilidad?
  • Y si te indica cosas con colores cuando eres daltónico?
  • O lo hace con siglas y palabras extrañas si eres una persona no habituada a la jerga de esta web o disciplina?
  • Y como lo haces para acceder a la web si tu dispositivo es un ordenador más viejo que HAL?
  • ¿Qué experiencia tendrás si padeces epilepsia fotosensible en una web con imágenes que cambian de forma compulsiva?

Al final pues, la accesibilidad, en una última instancia es que todos los usuarios de una web o aplicación puedan hacer el uso que han de hacer.

Cómo definimos qué se entiende por una web accesible o una app accesible?

Para establecer qué debe cumplir una web para ser accesible, la gente del W3C que establecen cómo funciona internet, constituyeron un comité llamado WAI (Web Accessibility Iniciative) para establecer las líneas maestras de la accesibilidad en forma de recomendación.

Esta recomendación que establece cómo debe ser una web accesible de acuerdo a la WAI llama Web Content Accessibility Guidelines (WCAG para los amigos). Actualmente se encuentra en la versión 2.1.

La WCAG se basa en estos 4 principios básicos. Cuando uno de ellos falla, los usuarios con discapacidades pueden encontrarse con problemas para poder hacer un uso razonable de la web o la aplicación.

De acuerdo a estos principios, una web accesible es:

  1. Perceptible: los usuarios deben poder percibir la información que se presenta (no puede ser invisible para todos sus sentidos).
  2. Operable: los usuarios deben poder operar la interfaz (la interfaz no puede requerir la interacción que un usuario no pueda realizar)
  3. Comprensible: los usuarios deben poder comprender la información y el funcionamiento de la interfaz de usuario (el contenido o la operación no pueden estar más allá de su comprensión). </Li >
  4. Robusta</​​strong>: los usuarios deben poder acceder al contenido a medida que las tecnologías avancen (a medida que las tecnologías y las aplicaciones de usuario evolucionen, el contenido debería seguir siendo accesible)

Además, hay varios niveles de criticidad que se representan por medio de las letras A, AA o AAA. Los A son aquellos que son sumamente críticos y los AAA son aquellos que tienen un impacto relativamente menor.

Accesibilidad web y administración electrónica

Cada día más la relación con la administración se produce mediante dispositivos tecnológicos más que personales.

Y las aplicaciones de la administración se deben utilizar sí o sí y por ello deben ser accesibles. No se pueden entender ni permitir discriminaciones de ningún tipo.

Por este motivo la Unión Europea definió una directiva, UE 2016/2102, sobre la accesibilidad de los sitios web y las aplicaciones de los organismos del sector público.

Esta directriz establece que todas las webs de organismos públicos que se publiquen después del 23 de septiembre de 2018 deben ser accesibles a más tardar el 23 de septiembre de 2019.

Como adaptar es más difícil, da un año más de margen a las webs publicadas antes del 23 de septiembre de 2018 y el 06/23/2021 deberán ser accesibles todas las apps de organismos públicos.

El nivel de cumplimiento que se establece es el WCAG 2.1 AA que significa que como mínimo se deben cumplir los requerimientos A y AA.

¿Y el mundo privado, se salva?

De momento, parece que sí. La normativa no establece que las webs del mundo privado tengan que ser accesibles.

Pero queremos negar el acceso a nuestro eCommerce a un cliente potencial por el hecho que tenga una determinada dificultad para acceder?

Es evidente que la respuesta es basará en el potencial de compra que tenga este usuario y el coste que comporte hacer los cambios necesarios a fin de hacerle la web accesible pero a priori el propio mercado nos ayudará a que el mundo digital privado sea más accesible.

Por otra parte, hay que tener presente que las webs accesibles normalmente tienen mejor posicionamiento SEO que su equivalencia no accesible.

Por el simple hecho de ser más estructuradas y pensadas para hacer un uso fácil, hace que Google y sus homónimos tengan mayor capacidad de entenderla y indexar correctamente.

Además, hay que pensar que, como norma general, es mucho más fácil construir una web accesible que transformar en accesible una web que inicialmente no lo es.

De modo que, desde DeMomentSomTres te recomendamos que si tienes que construir una nueva web, o escribir una entrada en el blog, tengas en cuenta la accesibilidad. Saldremos ganando todos.

DeMomentSomTres

DeMomentSomTres

Compte coral at DeMomentSomTres
Aquest és el compte que utilitzem quan entre tots parlem de màrqueting digital, de xarxes socials o d'estratègia empresarial.
DeMomentSomTres